RSS

29 agosto 2007

E
Poema a Claudia

(Primera Parte)

Navegando aburrido en Internet
en una página te hallé sin querer
¡Oh San Google! bendito buscador
encontré a mi imposible gran amor.

Que grata sorpresa, ver tu fotografía
leer tu nombre, me dio mucha alegría
pues tu recuerdo, resuena en mi mente
me revuelve, me estremece gratamente.

Han pasado tantos años, desde que te perdí
y no he logrado que me olvide yo de ti
fuiste hace tiempo, mi primer amor
un gran amor, que recuerdo con fervor.

Recuerdo la academia, donde nos conocimos
bellas épocas estudiantiles, lo que vivimos
Claudia, fuiste tú, mi amor de adolescente
el amor más bonito, tierno, puro e inocente.

Fue el primer día de clases, cuando te conocí
en un instante que te volteaste, palidecí
ahí paralizado, por primera vez yo te miré
y a primera vista, de ti me enamoré.

Desde ese día, ya nada fue igual para mi
desde ese día, empecé a pensar en ti
encantado estaba con tu atractiva presencia
perturbaste, mi introvertida adolescencia.

Eras la chica mas hermosa del salón
que rostro más bonito, que perfecto perfil
que incitante figura, que chica de ensueño
que yo ingenuamente, quería ser tu dueño.

Todos los estudiantes te contemplaban
chicos guapos te buscaban y cortejaban
yo tan tímido, provincianito recién bajadito
ni acercarme podía, para estar a tu ladito.

Varios días pasaron, sin llamar tu atención
enojado estaba, por esta frustrante obsesión
con tu grupo de amigas, siempre platicabas
yo pasaba por tu lado y ni siquiera me mirabas.

En las frías noches, en la casa de pensión
apesadumbrado dormía con mi frustración
tenía que hacer algo, urgentemente
porque no podía arrancarte, de mi mente.

Un día en clases, una pregunta hizo el profesor
y como siempre, ningún alumno tuvo el valor
levanté la mano para contestar pensando en ti
y para que me veas, la pregunta respondí.

En ese instante por primera vez, tu me viste
ahora sabías que este jovenzuelo, si existe
que emocionado estaba por esa impresión
sabiendo que ya no era, uno más del montón.

Por ti Claudia, cambié mi forma de ser
me hice extrovertido, volví a renacer
tu eras la chica mas preciosa del salón
y yo el chico más devoto de tu corazón.

Pero el tiempo pasaba y me desesperaba
confundido y muy triste, yo me encontraba
de nada me servía, que tú me conocieras
si no hablábamos, era como si no existieras.

Un día, quiso Dios atender a mis lamentos
haciendo, que coincidiéramos un momento
solitos, en el patio y a la hora del recreo
conversamos y sonreímos, ¡Oh! no lo creo.

Desde ese día, sobre nubes blancas caminaba
desde día, angelitos cándidos me despertaban
ahora yo, estaba dentro de tu grupo de amigos
suspirando, que algún día, te quedaras conmigo.

Pero, muy pronto, me abrumó el desengaño
porque yo Claudia, ya te quería con devoción
tu estabas a mi lado, estabas cerca de mis ojos
y a la vez Claudia, estabas... lejos de mi corazón..


Autor: José Antonio


1 comentarios:

Camiseta Personalizada dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Se você quiser linkar meu blog no seu eu ficaria agradecido, até mais e sucesso.(If you speak English can see the version in English of the Camiseta Personalizada.If he will be possible add my blog in your blogroll I thankful, bye friend).

Comentarios